!DIOS EXISTE!



Dios es real


Al estudiar la ingeniería de los antiguos mayas, podemos descubrir cosas interesantes que nos hace entender que ellos no levantaron sus estructuras sin un previo diseño.  Cuando tomamos medidas de sus canales de desfogue de aguas pluviales y las comparamos con la hidrología del lugar, se pueden encontrar proporciones similares a la de los cálculos hidráulicos de la actualidad; Así mismo si vemos el área utilizada para soportar sus edificaciones, podemos encontrar una relación cercana a las medidas que nos darían calculándolas por métodos modernos.   El hecho de que ellos hicieran sus edificaciones tan estructuralmente precisas, simplemente nos está demostrando que ellos habían diseñado las mismas.   (http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/08/08_2048_C.pdf)

Ese diseño solamente lo podría hacer gente capacitada para hacer los cálculos necesarios, lo que demuestra que detrás de todas esas construcciones existía cierta “inteligencia”.


Por lo tanto, para todo diseño se requiere “sabiduría e inteligencia”


Ahora…. Si estudiamos la naturaleza, nos daremos cuenta de grandes maravillas que la componen… Nuestro cerebro es probablemente la más complicada y sofisticada máquina que jamás encontraremos. Un cerebro humano contiene alrededor de un millón de millones de neuronas, cada una de las cuales puede conectar con miles de otras y todo esto en un orden impresionante.


Una cámara fotográfica, no pudo existir sin un diseño y el ojo trabaja mejor que una de estas.  Una computadora lleva años de evolución que ha requerido muchísimos hombres de ciencia diseñando mejoras cada año, que han llevado a tener sistemas asombrosos y útiles para un sinfín de funciones. No hay nada en este mundo que verdaderamente funcione que no haya sido diseñado previamente.


Por lo tanto la naturaleza fue diseñada con gran inteligencia y si esta requirió un diseñador, entonces “DIOS EXISTE” y está esperando que creas en Él.

Romanos 1:20  Porque las cosas invisibles de él,  su eterno poder y deidad,  se hacen claramente visibles desde la creación del mundo,  siendo entendidas por medio de las cosas hechas,  de modo que no tienen excusa.