entresacando lo precioso en lo vil


Entresacando lo precioso en lo vil

...y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Jeremías 15:19.

Un rayo de luz en medio de la densa oscuridad...  una pequeña nube del tamaño de la mano de un hombre en la inmensidad del cielo azul... una gota de agua en el desierto más atroz… tal vez, una ínfima sonrisa en medio de aquel horrible mar de lágrimas o un halo de esperanza en un lamentable universo de tristezas...  pero, siempre habrá algo precioso en medio de lo vil, algo útil en la basura, algo bello en los desaciertos, algo hermoso en el desierto.

La clave está en encontrarlo; hacer a un lado lo que no vale, olvidar lo que no edifica, aprender de lo que enseña, pensar en lo que es verdadero cuando todo parece falso, lo honesto cuando todo parece hipocresía, lo justo cuando todo parece injusto, lo puro en lo impuro, encontrar el buen nombre, la virtud y la alabanza (Filipenses 4:8) donde parece que todo está perdido, recordando que a los que a Dios aman “todo” les ayuda para bien (Romanos 8:28); porque Dios es omnipresente no solo en el espacio sino también en el tiempo, Dios está en cada cosa de la vida, y en cada momento sea bueno o sea malo. 

Miremos a Dios en todas las cosas y podremos ser su voz, hablaremos sus palabras, sabremos sus propósitos, entenderemos sus designios y proclamaremos sus deseos en medio de los tiempos difíciles, porque le veremos atrás de las tormentas, le veremos sobre los problemas, abriremos los ojos como Éliseo en medio de aquellos millares de enemigos sirios que lo rodeaban, y comprobaremos que más son los que están con nosotros que los que están contra nosotros (2Reyes 6:16). Adquiriremos “esperanza” y esa esperanza no nos avergonzará (Romanos 5:5), y podremos compartirla con aquellos que no la tienen, siendo como la boca del Todopoderoso para sus vidas.

0 comentarios:

Publicar un comentario