Triunfando sobre ellos en la cruz



Triunfando en la Cruz

Col 2:15  y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.

Jesús los derrotó sin grandes ínfulas, ni pompa…   hizo caer al imperio de tinieblas con una corona de espinas; la burla de los grandes enemigos fue el elixir de su fuerza; la agonía de la muerte catapulta hacia Su trono.   Aquella cruz que dirigieron en Su contra, se convirtió en el símbolo de gloria y mejor arma de victoria.
  
Los esbirros del Averno se ensañaron contra Él, soldados del imperio se mofaron en su rostro; y los hijos del infierno le clavaron en la cruz.

Pero como suele suceder en el reino de los cielos, la derrota de tu cuerpo es victoria de la vida, y la muerte de tu carne es el triunfo de la Gloria
.
¡Jesús Triunfó sobre ellos en la cruz!   …en ese cruel madero.

¡Los exhibió públicamente! Demostrando la grande diferencia entre los que son reyes de este mundo, que someten a los hombres pero son realmente incapaces de domarse a ellos mismos (Proverbios 16:32)...  que se mueven por las cosas de esta vida olvidando que el negarse momentáneo es nada comparado a perderse de lo eterno.

Hoy, no tenemos lucha contra carne y sangre sino contra principados, huestes espirituales en las regiones celestes…  luchemos contra ellos en la cruz.

¿Cuáles son tus mayores enemigos?
¿Deudas…  lujuria…  deseos de la carne…  enemistades… rencor… matrimonio en crisis…  amargura…  odio…  desesperación…  depresión?
¡Triunfa sobre ellos en la cruz!