La sabiduría diabólica

La sabiduría que aparenta ser de Dios.

 Santiago 3:14-16  Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón,  no os jactéis,  ni mintáis contra la verdad; porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto,  sino terrenal,  animal,  diabólica.  Porque donde hay celos y contención,  allí hay perturbación y toda obra perversa

Si tenemos mucha sabiduría, pero la utilizamos para contender, esa sabiduría aunque tenga grandes verdades, es solo sabiduría terrena, animal y diabólica.

En el mundo hay muchos que se jactan de su sabiduría, queriendo imponer su criterio a toda costa y también unos que envidian el conocimiento de otros; por lo tanto buscan sabiduría solamente por contender.  

Así mismo, Existen iglesias donde se piensa que ningún otro cristiano que no crea como ellos, se salvará, hacen estudios supuestamente profundos para refutar cualquier creencia, contienden constantemente con todos para ganar discusiones y luego sentirse únicos.   Sin embargo, lamentablemente todo ese dechado de conocimiento, aún que tuvieran razón, no viene de lo alto.

Cualquiera que crea que su congregación es una élite única y que solamente por medio de su organización eclesiástica hay salvación, contradice lo dicho por la Palabra, pues solamente en Cristo hay salvación (Hechos 4:12). Así también, cualquiera que busca conocimiento bíblico unicamente por ganar discusiones, o sentirse superior a los demás está actuando con perversidad.

Conozcamos la Palabra de Dios, pero solamente para cambiar en nosotros todo aquello que no le agrada a Él, y si es necesario dejar atrás cualquier doctrina aprendida que contradiga la Voluntad del Señor que es nuestra santificación (1Tesalonisenses 4:3), pues que así sea.
Y recordemos que si alguno se cree sabio, no sabe nada como debe saberlo (1Corintios 8:2).

1 comentarios:

ENRIQUE RIVAS dijo...

Amén eso es lo que ocurre con algunos pobres novatos
aprendices
que nada sabén
insensatos.

Publicar un comentario