El entendimiento entenebrecido


La amargura: enemigo del entendimiento

 Eph 4:18  teniendo el entendimiento entenebrecido,  ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay,  por la dureza de su corazón;

Hay muchos hombres en la tierra que leen la Biblia y no entienden nada... para ellos las Sagradas Escrituras son como un libro sin sentido de fábulas e historietas para niños; en cambio, para otros, manantial de Vida es el entendimiento de las Escrituras (Proverbios 16:22) .

Recordemos que en la parábola del sembrador (Lucas 8:5) aquella semilla que cayó junto al camino, simboliza el corazón duro, difícil de quebrantar… aquel corazón que nunca dejará que penetre la semilla de la verdad, un corazón que producirá ignorancia y esa ignorancia siempre traerá tinieblas y destrucción (Oseas 4:6). Este corazón jamás se entristece por el pecado, al contrario hace caso omiso a la reprensión, pues está harto de la misma; por lo tanto, nunca recibirá el don del arrepentimiento (2Corintios 7:10).

La dureza de un camino depende de su compactación, y esta se produce mediante golpes.  Así mismo son los golpes de la vida los que endurecen muchos corazones.  Se ha acabado el llanto, no pueden perdonar, es imposible olvidar, y ya no quieren más…  la dureza de corazón es “amargura”; es lo mismo que tenía Esaú cuando despreció la bendición de Dios por un plato de lentejas (Hebreos 12:15-16).  Por eso el corazón endurecido desprecia la bendición de la Palabra, y vive en ignorancia.
¡Es tan importante el entendimiento! (Efesios 1:18; 2Corintios 4:4; Romanos 12:2), pero si hay amargura en tu corazón, jamás lo encontrarás.  
La solución para la amargura es el perdón, por lo tanto, perdona si tienes algo contra alguno, porque solamente así el arado de la Palabra podrá penetrar como espada de dos filos para quebrantar tu tierra y esa semilla podrá producir su fruto en entendimiento.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada