Valientes

Valientes.

 Mat 14:28  Entonces le respondió Pedro,  y dijo:  Señor,  si eres tú,  manda que yo vaya a ti sobre las aguas.


Valiente es aquel que ante el tedio de hacer lo mismo cada día, se arriesga a dar el salto más iluso de su vida; ya cansado de andar siempre sobre el suelo se avienta al ilógico sendero de andar sobre las aguas.  El valiente es aquel que sabe alzar los retos más certeros, aunque el miedo sea su sombra desafía a la duda en un chasquido.  Valiente es aquel que pide a Dios lo imposible, no conforme en lo seguro.  Valiente... aquel que puso el paño en el sereno esperando que aquel que es el Todopoderoso confirmara su señal en un momento, o el hombre que desafiando a cuatrocientos pide a Dios que haga descender su fuego desde el cielo.   El valiente tiene miedo, pero el miedo es solamente un aliciente para el gran aventurero.

Si eres tú... retó el apóstol esa noche tenebrosa, mientras todos gritaban de terror, y aquel espanto se acercaba sobre el agua.  Si eres tú, manda que yo camine sobre el agua, y que logre lo imposible.  

Pedro baja de la barca, pone su pie sobre la mar y empieza a caminar. ¡Era increíble!, nadie jamás había hecho esto ni lo hará.  Porque solamente aquel que se arriesga puede ver milagros, solamente aquel que sabe sopesar el premio sobre el peligro logra ver los dones asombrosos del Maestro, solamente aquel que raya en lo ilusorio con tal de ver la mano poderosa del Señor obrando como nunca, puede hacer la diferencia en este mundo carente de valor.

El reino de los cielos solamente es arrebatado por aquellos que aunque el miedo, y la incertidumbre les agobia, toman el riesgo de hacer un reto a sus temores.

¡Adelante, valientes del Señor!  no se conformen a este siglo, arriesguen todo por que Dios está esperando del otro lado para que seas el próximo que camine sobre el agua.






 





 

0 comentarios:

Publicar un comentario