La vara de la corrección



La forma correcta de utilizar la vara.


Pro 22:15  La necedad está ligada en el corazón del muchacho;  Mas la vara de la corrección la alejará de él.

Según las Sagradas Escrituras, como padres debemos corregir a nuestros hijos con vara, para alejarles del pecado, sin embargo, para hacerlo correctamente necesitamos aprender del más grande de todos los padres, nuestro Padre celestial… Él verdaderamente sabe cómo instruirnos y corregirnos, pues nos castiga porque nos ama (Proverbios 3:12).  

El castigo debe hacerse por amor a nuestros hijos, y nunca por otra razón,  recordando que el amor no busca lo suyo, no hace nada indebido, y no se irrita (1Corintios 13:5), por lo consiguiente, cuando corrijamos con amor, nunca lo haremos indebidamente o con ira.   Debemos ser sabios para analizar nuestro corazón en el momento de aplicar la vara de la corrección, pues en la ira del hombre nunca obrará la justicia de Dios (Santiago 1:20)… con ira solamente obraremos resentimiento y destrucción en sus corazones.   

Por lo tanto, si no podemos evitar airarnos al castigar el pecado de nuestros hijos, mejor es no hacerlo, porque en lugar de corregirles estaremos empeorando su condición pecaminosa y lamentablemente les estaremos guiando directo al infierno.

0 comentarios:

Publicar un comentario