¿Música o Alabanza?

¿Es la música lo mismo que la alabanza y la adoración?

Muchas personas creen que la música es sinónimo de alabanza, sin embargo, la música es simplemente un arte, y la alabanza es el fruto de un corazón asombrado por Dios, son las palabras que salen de la boca de alguien que admira al Señor, es el fruto de labios que confiesan Su nombre (Hebreos 13:15).  Por lo tanto la alabanza no necesariamente requiere de música.  Otros confunden la adoración con la música suave en ritmo y volumen, sin embargo la adoración es también una actitud que sale de un corazón que ama a Dios, es humillarse y postrarse delante del Señor, es actuar por amor como un perro lame la mano de su amo, eso es adoración (la palabra griega para adoración se refiere al perro que lame la mano de su amo). 

La música es simplemente un adorno que puede envolver con canciones lo que queremos decir al Señor, es como la envoltura del regalo que queremos darle al Ser Supremo; hay diversas envolturas dependiendo de la ocasión, así mismo hay distintos tipos de música para cada momento.   No obstante, recordemos que la envoltura solo sirve para dar una buena impresión, pero tiene que quitarse para abrir el verdadero regalo que trae en su interior, porque el regalo es lo importante.  

A Dios lo que le interesa son nuestras intenciones (Mateo 6:4; 6:6), nuestro corazón... ¿porqué le alabamos? ¿porqué le adoramos?  ...¿será que porque nos inspira el ritmo, la melodía o porque nos inspira el Señor? 

Lo más importante son las palabras que salen de nuestro corazón, pues lo que Dios quiere es oír nuestra voz (Cantares 2:14).  La música se inspira en el alma y depende del gusto del músico y del público, por ello es tan difícil definir un tipo de música cristiana. Pero Dios que conoce los corazones (Hechos 15:8 1ra Parte), conoce nuestras intenciones, conocerá también nuestra alabanza y adoración, por lo tanto purifiquemos nuestras intenciones y entonces alabemos y adoremos a Dios como Él quiere.

  



0 comentarios:

Publicar un comentario