Santificados en La Palabra que es Verdad

Santificados en la Palabra.


Joh 17:17  Santifícalos en tu verdad;  tu palabra es verdad.


Crees tú en la Palabra de Dios.... Qué bien.   La Palabra de Dios debe ser nuestra guía (Salmos 119:105), pero ¿por qué existen tantas denominaciones en el mundo cristiano que creen tener la única verdad? ¿porqué otros cristianos nos condenan cuando no creemos como ellos, si todos usamos la Palabra de Dios para creer nuestra doctrina?

Si la Biblia tiene tantas interpretaciones como denominaciones hay en el mundo, entonces ¿qué debemos creer?

La estudiosos de teología en el cristianismo moderno difieren en muchos aspectos básicos doctrinales, entonces, ¿cuál es la verdad?

Juan 17:17 es una oración que Jesús le hizo al Padre acerca de todos nosotros. Santifícalos..  La voluntad de Dios es nuestra santificación (1Tesalonisenses 4:3)... Santifícalos en Tu Palabra... es decir que Su Palabra "Santifica".  

Por lo tanto, para saber cuál es la verdad analicemos si aquella doctrina supuestamente verdadera tiene el propósito de santificarnos.

Algunos creen que debemos hacer algo y otros que no debemos hacerlo, y ambos lo respaldan con la Biblia... entonces hagámonos esta pregunta ¿eso nos santifica?

Recordemos que la voluntad de Dios es lo más importante en todo lo que hagamos,  al apóstol Pablo le llegaron profetas de Dios diciéndo que lo iban a atrapar en Jerusalem para llevarlo preso a Roma, y le aconsejaban que no fuera para allá (Hechos 21:7-14), sin embargo, en lugar de obedecer a lo que le decían interpretó la voluntad de Dios en este caso, él analizó si huir o ir preso era la perfecta voluntad de Dios. 
Dios quería santificarlo, apartarlo para Sus propósitos que tenía de llevarlo a Roma y además ponerlo en el fuego de la prueba para purificarlo, recordemos que ya Dios le había revelado a Ananías que "era necesario" que Pablo padeciera por Su nombre (Hechos 9:16).

A veces la voluntad de Dios es librarnos de la prueba, como muchas veces lo hizo con los grandes hombres de la Biblia, pero otras veces Su voluntad será no librarnos para poder purificarnos, darnos un mejor nombre y una mejor resurrección (Hebreos 11:35).

Si en realidad lo que quieres es hacer la Voluntad de Dios en tu vida, sabrás quién dice la Verdad y quién no.  Joh 7:17  El que quiera hacer la voluntad de Dios,  conocerá si la doctrina es de Dios,  o si yo hablo por mi propia cuenta.

La Palabra de Dios debe ser como una espada que penetre en nuestro corazón (Hebreos 4:12) que nos reprenda (Juan 3:20) para poder descubrir la suciedad que en la oscuridad queda oculta, es la luz que ilumina lo que debemos limpiar.

Sigamos leyendo la Palabra de Dios, no para buscar cosas impresionantes o palabras que te hagan sentir útil o grande o poderoso, no busquemos ser los primeros en encontrar un misterio, no busquemos ser los únicos por lo que leemos o descubrimos en ella, no usemos la Biblia para respaldar nuestros deseos y creencias; usemos la Palabra para creer lo que Dios quiere que hagamos para santificarnos; leamos la Palabra por que es allí donde encontraremos la Voluntad de Dios, leamos la Palabra buscando la santificación de nuestras vidas sobre todo.






0 comentarios:

Publicar un comentario