Siervos útiles o inútiles



Siervos útiles o inútiles.

Así también vosotros,  cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado,  decid:  Siervos inútiles somos,  pues lo que debíamos hacer,  hicimos. Lucas 17:10.

Hoy en día muchas personas se cuidan de no perder sus empleos, porque se cuidan a sí mismos,  no tienen espíritu de servicio; trabajan solamente por un salario, no dan ni un minuto más de su tiempo a sus jefes, hacen solamente lo que tienen qué hacer, ni un poco más…  y por lo tanto viven exigiendo su pago.

De la misma manera, existen cristianos que cuidan de su salvación cumpliendo con todos los mandamientos de Dios… no quieren ser castigados, y esperan su salario al final de los tiempos… son estrictos en llevar a cabo al pie de la letra cada ley escrita en las escrituras, se sienten satisfechos con su forma de vida, pero sin embargo son catalogados por Dios como “siervos inútiles”… cristianos inútiles que solo se sirven a sí mismos.

Cuando guardamos los mandamientos de Dios, estamos cuidando nuestra salvación personal, pero distamos mucho en servir al Señor; porque el servicio es una actitud que va más allá de un salario... va más allá de la obligación pues es entregarse desinteresadamente sin esperar nada a cambio.  
Dios no quiere que hagamos solamente lo que debemos hacer… debemos ir más allá de la obediencia para ser siervos útiles.  
 
Seamos obedientes y guardemos los mandamientos de Dios fielmente, pero no nos quedemos satisfechos con eso, exijámonos más de lo que está escrito y el Señor nos usará poderosamente.