Pidiendo hasta recibir la respuesta


Pedir sin desmayar.

También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre,  y no desmayar, (Lucas 18:1)

Lucas 18:1-8.
En esta parábola vemos a una mujer pidiendo y volviendo a pedir hasta el cansancio la misma cosa, a aquel juez injusto, dándonos a entender que no debemos darnos por vencidos en la oración.

¿Quién dijo que había que pedir solamente una vez?
El Señor Jesús nos insta a meternos en oración constante, repetir la oración hasta recibir una respuesta de nuestro buen Dios.

¿Quién dijo que pedir una vez era cuestión de fe?
La fe es pedir hasta recibir una respuesta, aceptando con gozo ya sea un "si" o un "no" de nuestro Padre Celestial.

¿Quién dijo que pedir más de una vez es faltarle el respeto a Dios?
Jesús dijo que haría justicia a sus escogidos, que claman a él "día y noche" (Lucas 18:7)

Dios escucha la oración de aquellos que piden, sin embargo, alguien que deja de pedir, se ha dado por vencido en la batalla, ¡pidamos hasta recibir la respuesta!. 

Cuando necesitemos algo de nuestro Dios "clamemos día y noche" y no desmayemos, porque no tardará en responder.