Perdónalos.. porque no saben lo que hacen


Jesús si sabe perdonar
Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes. Lucas 23:34.


Los insultos y las bromas, las humillaciones y los golpes recibidos, el dolor que le infringían en su cuerpo y en su alma, no pudieron detener el amor que les tenía; no pudieron quebrantar el perdón que desde su interior les ofrecía… simplemente con increíble compasión Él repetía, que Dios les perdonara pues no sabían lo que hacían.

No eran solamente unas palabras que salen de la boca de cualquiera; era la voz del que sabe perdonar, más fuerte que los palos y las cruces, más poderoso que el dolor y la tristeza, más grande que el rencor y la amargura.  Porque Jesús no era solo enseñanzas de las buenas, era ejemplo en medio de las penas.


Dicen por allí, que perdonar es importante, y olvidar indispensable; pero qué gran superhombre puede hacerlo sin chistar, o quién de los mortales puede ser experto en olvidar… pareciera que han pedido lo imposible y que es necio el intentarlo realizar.


Jesús sabía perdonar, pues se había hecho hombre como todos los demás, viviendo en nuestra misma y menesterosa humanidad, pero había hecho sentido a lo que era en realidad; poder hacer, del Padre, Su santa voluntad.  


Jesús sabía cómo perdonar, porque comprendía nuestra gran indignidad… sabía cómo perdonar, por que se ponía en mi lugar.  Él se puso en el lugar de aquellos que humillándole lo llevaron a la cruz, los entendió porque no sabían qué hacían en verdad. 

Porque el “perdón” es un don que nace de la comprensión y  “olvidar” una gracia que surge del que sabe perdonar.

Tú también perdona, porque ellos no saben lo que hacen...



0 comentarios:

Publicar un comentario